Importancia de las Acciones

Las empresas suelen tener su origen en ideas proyectadas por unas pocas personas, que aportan los recursos necesarios para poner en práctica la actividad: eventualmente, la empresa podrá crecer y tener la voluntad de conseguir más recursos u orientarse a un nuevo campo, para lo que necesitará una nueva financiación. Ese dinero podrá provenir de aportes de los fundadores, de endeudamiento con terceros, pero también los dueños saben que pueden recurrir a la emisión de acciones.

Se trata de subdividir la propiedad de la empresa en partes pequeñas, y ponerlas en un mercado en el que a partir de la oferta y la demanda (motivadas por el rendimiento de la empresa) se determina el precio de la acción, y en suma, el de la organización. El mercado de acciones o mercado bursátil es bien estudiado, y hay miles de personas en el mundo, no necesariamente ricas, que dedican gran parte de su vida a invertir en acciones. Existen acciones de mayor riesgo y mayor posibilidad de ganancia, y también hay acciones que ofrecen mayor seguridad, pero a la vez, menos margen potencial de ganancia.

La mayor importancia de las acciones radica en que representan una fuente de financiación para las empresas, pero no todas las organizaciones están autorizadas a emitir acciones, en la práctica solo lo hacen aquellas encuadradas en la categoría de sociedad anónima.

Importancia de las acciones en la Bolsa.

Importancia de las acciones en la Bolsa.

El título de la acción también representa un beneficio para quien la compra, ya que es una inversión que apunta a la productividad de una empresa. Su rendimiento será directamente proporcional a los resultados de la empresa, y quienes apuestan desde el comienzo a acciones de emprendimientos que resultan ser muy exitosos pueden llegar a ganar grandes sumas. Para quien compra la acción, el resultado de la empresa es fundamental, por lo que seguramente tendrá mucho interés en que aquella tenga buenos resultados.

La acción es un título que otorga participación económica, pero también (salvo que expresamente se especifique lo contrario), participación política en las decisiones que se toman en las reuniones de los accionistas. Los votos en el Consejo de accionistas servirán para determinar estrategias y planes para maximizar ganancias y con ello aumentar el valor de la acción. Además de las acciones concretas, se han generado una gran cantidad de instrumentos financieros derivados, entre los que se encuentran las opciones (posibilidades de adquirir o vender una acción en el futuro a un precio determinado, evitando las oscilaciones en los precios) o los derechos de preferencia (prioridad de los actuales accionistas de obtener nuevos derechos antes que los particulares).

Las acciones pueden transferirse libremente y la existencia de grandes mercados de valores (como Wall Street, el mercado de valores de Nueva York) es una expresión cabal del capitalismo global en el que se vive: una persona sin mucho dinero puede ser, de un momento para otro y con una simple firma o incluso virtualmente, dueña de una parte de una empresa en otro extremo del mundo. En muchos casos se critica al sistema de acciones por alentar la especulación financiera y con ello las denominadas “burbujas financieras”. Aun así, no puede dejar de admitirse que una acción representa una capitalización de la empresa. Su compra, al fin y al cabo, opera como un respaldo a una organización que tendrá en su razón social la producción de determinado bien o servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>