Importancia de la Autoridad y Figura Paterna

¿Qué es la “Autoridad” y la “Figura Paterna?”

Para hablar de la autoridad y la figura paterna, debemos recordad que a lo largo de la historia se han podido distinguir diferentes tipos de configuraciones familiares, donde cada integrante cumplía un rol distinto; roles que también se fueron modificando en consecuencia de otros cambios en disciplinas que atraviesan la institución familia.

Pero no es precisamente nuevo ni moderno, el imaginario colectivo que asocia la figura o el rol paterno a la imposición e implementación de la autoridad dentro del grupo familiar. Si bien la palabra autoridad suele tener adjudicada una connotación más bien de tipo negativa, resulta fundamental desligarla de ella y otorgarle el significado que tiene. La autoridad es el prestigio que se le reconoce a un sujeto (o institución) por su legitimidad y por tener especial conocimiento y competencia dentro de una materia especifica.

Ahora bien, dado que no existe un conocimiento particular en el que se pueda ser más o menos competente dentro del terreno de la paternidad; podemos decir que en este ámbito quien ejerce la autoridad está ocupando un rol de poder, en el cual le corresponde tomar decisiones y dar determinadas ordenes, entre otras cosas.

Pero es aquí donde radica el nudo de la confusión, ya que se tiende a confundir autoridad con autoritarismo, y por ende a ver el ejercicio de la autoridad en el padre como una cosa agresiva y/o negativa para el crecimiento y desarrollo de los hijos.

La autoridad y los niños

Sin embargo, los especialistas destacan que por el contrario, la figura de autoridad es sumamente necesaria para los niños. Resulta de gran importancia, que durante su crecimiento exista quien los eduque, y parte de esa educación está relacionada con marcar limites, permitiéndoles saber que está bien y que está mal; y por ende, desarrollando en ellos una conciencia moral y ética necesaria para el resto de su vida.

Claro está que la madre también puede ejercer la autoridad, porque también toma decisiones sobre los niños y es bien visto para su desarrollo que así sea. Pero la figura paterna, originariamente vinculada a la protección, el cuidado, el sostenimiento y el eje familiar, debe cumplir un rol diferente.

(Autoridad y Figura Paterna. Ilustración)

(Autoridad y Figura Paterna. Ilustración)

Por otra parte, una imagen paterna presente que ejerza una autoridad positiva dentro del círculo familiar, da al niño una sensación de seguridad y estabilidad que le permite crecer más sano y cómodo.

Posteriormente, a lo largo de su vida, esto le permitirá al pequeño entablar relaciones vinculares favorables con otras figuras de autoridad como maestros, profesores, padres de amigos, policía, jefes, y la misma ley, entre otros ejemplos.

Asimismo, una de las importancias fundamentales en que el niño crezca con una figura paterna presente que le imponga cierta autoridad o ley; es el modelo que va a representar esa familia para él, y que por ende va a constituirse como el modelo que va a replicar el día que tenga su propia familia, donde el cumpla el rol de padre o madre.

En conclusión, si bien no es positivo que el niño se desarrolle en un ámbito de autoritarismo que no le permita algo de autonomía y libertad; resulta imprescindible que exista una figura de autoridad que denote los limites, y le muestre el camino a seguir para vivir saludablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>