Importancia de la Química

La química es la ciencia que estudia la composición, estructura y propiedades de la materia, en base a sus reacciones y transformaciones. Resulta importante porque todo lo que nos rodea es materia y la química nos permite conocer gran parte de ese entorno.

Todo lo que percibimos con nuestros sentidos conforma la materia, es decir, que está compuesto por moléculas y átomos capaces de reaccionar ante diferentes acciones químicas o en relación con la energía.

La investigación química: Un tren que no se detiene

La química es una ciencia que presenta una infinidad de posibilidades de estudio y que se mantiene en continuo avance y evolución. Los conocimientos sobre química permiten comprender y modificar en favor de la vida del humano y del ecosistema, diversos fenómenos que ocurren en la naturaleza. También permiten optimizar procesos industriales, farmacéuticos, agroalimentarios, de reciclaje y de tratamiento de residuos. En el campo de la salud, resulta esencial la química para dar soluciones a cuestiones de diagnóstico y tratamiento de numerosas enfermedades, así como para poder comprender las bases de problemas congénitos

Una gran cantidad de procesos que tienen que ver con la transformación de la materia y la generación o el consumo de energía están asociados a cambios químicos y físicos. La química también mantiene una estrecha relación con la biología debido a que la estructura de los seres vivos y su desarrollo, involucran numerosas transformaciones químicas. Incluso las emociones y sentimientos están alcanzadas por trasformaciones químicas, a través de la síntesis y la liberación de diferentes sustancias, como las endorfinas.

La mayor parte de la superficie del planeta está cubierta por grandes masas de agua, que es una de las sustancias químicas más simples y a la vez imprescindibles para la vida. Otra de las sustancias químicas imprescindibles es el oxígeno, que representa uno de los gases más abundantes de la atmósfera. El ozono también es un gas de la atmósfera del que se ha hablado mucho en los últimos tiempos, por la tendencia a su reducción y las consecuencias negativas que esto conlleva. Todos esos elementos químicos pueden trasformar su estructura al estar expuestos a determinadas reacciones químicas.

En materia de industria y metalurgia, la química ha permitido diseñar materiales especialmente valiosos destinados a diversos usos, como la aleación de metales que combinan resistencia y ductilidad. El acero y el bronce son aleaciones químicas de enorme importancia industrial. La alpaca y el peltre son también delicadas aleaciones, a menudo empleadas en objetos decorativos y de diseño.

La química también es importante en la industria textil para complementar la producción de fibras naturales y poder satisfacer a una población en constante aumento. Por medio de procedimientos químicos y de la síntesis de diferentes fibras, se obtuvieron materiales como el rayón, el nylon, o las anilinas que se emplean en el teñido.

Respecto a la salud, la química cumple un papel imprescindible para el desarrollo de analgésicos, antibióticos, vitaminas, hormonas, vacunas, entre otros. Incluso en la industria alimentaria, la química resulta preponderante en la actualidad, para fortificar alimentos, procesar materias primas o conservarlos por más tiempo.

La importancia de la química en la industria alimentaria

En la industria alimentaria los avances de la química contribuyen en múltiples factores, como el desarrollo de sustancias saborizantes, colorantes y espesantes, para mejorar el aspecto de los alimentos procesados. Además, a través de la química se logró sintetizar sustancias con propiedades preservantes y estabilizantes que hacen posible la durabilidad de los alimentos, permitiendo que sean trasladados y comercializados por todo el mundo.

La cerveza contiene alcohol que se genera por la fermentación que realizan distintas levaduras sobre las moléculas de glucosa que provienen del grano, como la cebada de malta. En la elaboración de panificados también intervienen otro tipo de levaduras que producen la liberación de dióxido de carbono gaseoso, haciendo que las masas sean aireadas y esponjosas. La descomposición de los alimentos también es un proceso químico de tipo biodegradable, en el que una sustancia se descomponerse por la acción de agentes naturales.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *