Importancia del Reciclaje

El reciclaje es el proceso mediante el cual es posible recuperar parcial o completamente la materia prima que contiene un producto ya elaborado luego de su consumo, convirtiéndose así en un producto reutilizable. La idea de volver a usar un producto y de tratar que los insumos sirvan para un uso adicional es muy antigua. Incluso en la era anterior a Cristo la gente ya recurría a una forma de reciclaje muy precaria. Por supuesto que la razón por la que se reciclaba en esa época no era por una causa ambiental, sino por un motivo económico: la producción era cara y resultaba mucho más barato reutilizar que volver a confeccionar y a disponer de los bienes.

El cambio de paradigma apareció sin lugar a dudas con la Revolución Industrial, en la que la producción pasó a ser en serie. La automatización permitió que muchas compañías produjeran en masa y que les resultara a estas mucho más barato volver a producir que reutilizar, actividad que cayó mucho entre las prioridades. Casi como acompañando el curso de la historia, el reciclaje se volvió a expandir luego de la gran crisis de 1929 y durante la Segunda Guerra Mundial, en donde las terribles condiciones económicas exigían conservar las cosas: a las dificultades financieras se sumaba la escasez de materiales. Luego de la guerra, en el ímpetu consumista apareció la idea de desechar todo lo que ya no sirva, y desde entonces eso no se ha detenido.

(Ventajas del reciclaje.)

(Ventajas del reciclaje.)

Sin embargo, hay muchas personas que son partidarias del reciclaje, y desde entonces el mundo oscila entre empresas e individuos dispuestos a producir y consumir a niveles muy altos y organizaciones que alertan sobre las ventajas de reciclar en el cuidado del medioambiente.

Ventajas ambientales y económicas del reciclaje

Entre las ventajas del reciclaje hay que destacar que este contribuye a evitar el deterioro del planeta por sobreproducción. La destrucción de gran cantidad de bosques o el deterioro progresivo de la capa de ozono ocurren fundamentalmente por la intención de producir muy por encima de las necesidades de las personas. El reciclaje es una suerte de salida a esa situación, y permitiría ahorrar gran cantidad de la energía que se utiliza para esos fines.

Cuando se consuman menos combustibles fósiles se generará menos dióxido de carbono y con ello se reducirá el nocivo efecto invernadero. Además, cuando en el proceso de producción se utilizan materiales reciclados se pueden salvar grandes cantidades de recursos naturales no renovables, como los árboles. La disminución en los volúmenes de  basura producida también es indispensable, y para el reciclaje es muy importante el tiempo que le demanda a cada sustancia degradarse, ya que mientras no se degrada se suma a la enorme cantidad de basura ya existente. El papel, por ejemplo, se degrada en algo más de un mes, mientras que un envase de aluminio tarda casi 400 años en hacerlo, y los plásticos tardan más de 500 años en descomponerse.

En cuanto a los beneficios financieros y económicos del reciclaje, puede decirse que el costo de la energía, que en la actualidad es tan alto, se reduciría fuertemente. Reciclar una tonelada de papel de periódico ahorra unos 4000 KW de electricidad, aproximadamente la electricidad necesaria para una casa de tres dormitorios a lo largo de un año entero. Además, el reciclaje de papel también reduce el gasto de agua y aceite. En cuanto al reciclaje de productos de consumo hogareño y de oficina, como puede ser el del cartucho de la impresora, el reciclaje reduce el costo en casi la mitad en comparación con la compra de cartuchos nuevos.

El espíritu del reciclaje

La reutilización presume una serie de valores que tienen las personas, muy distintos de los que acompañan al consumo excesivo y la producción masiva. Por un lado, aquellos que reciclan le dan una gran importancia al planeta en el que viven, que no les pertenece a ellos solos, sino también a todas las demás personas, incluso a las que aún no han nacido. Este pensamiento en las generaciones futuras basado en el amor por la naturaleza mejora mucho la calidad de vida en la tierra, y es menester que se  intente inculcar en todos los niños esta visión del mundo.

Además, una educación en reciclaje comprende también un cambio en la relación entre el individuo y los desechos: se acepta la secuencia permanente de comprar-usar-tirar, de forma tal que todo el tiempo se debe estar buscando la versión mejorada y más moderna de lo mismo. Quien tiene el hábito de reciclar no solo recurre a separar sus desechos de acuerdo a su origen biológico, sino que también se aparta de esa idea de desechar todo lo obsoleto y revaloriza lo que para otros ya estaría en condiciones de ser olvidado.

Educación ambiental

Es por esto último que se recomienda educar a los jóvenes destacando la importancia del reciclaje. Como se indicó, la mejor forma de inculcar la práctica del reciclaje es desarrollando en los niños un gran amor por la naturaleza, cosa que se puede logar fácilmente acercándolo a espacios naturales: aprender a plantar un árbol o hacer una huerta, ir de excursión al campo o a una granja, cuidar una mascota, conocer ríos, plantas y flores, todo eso seguramente hará que el niño adquiera amor por su entorno y será mucho más fácil luego que comprenda la importancia del ahorro de agua y luz, o de no tirar basura en la calle.

La separación de los residuos resulta fundamental, así como ciertas medidas de reducción, por ejemplo, en el envasado de las cosas que no necesitan, en la utilización de bolsas de plástico en las compras. También son necesarios algunos reemplazos: envases de vidrio en vez de latas, cuadernos con tapas de cartón en vez de plástico, pañuelos de tela en vez de papel, incluso algunas simples reutilizaciones (como las de los envases de vidrio, el papel de ambos lados o los filtros de café) pueden contribuir en gran medida al cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>