Importancia de los Valores

Solamente el necio confunde valor con precio” dijo el gran poeta Antonio Machado, quien, sin ser un estudioso de la economía, dio en el clavo: todos coincidimos en que valorar es asignar una determinada cantidad de dinero a un activo como representativa de su utilidad, pero en verdad es mucho más. El valor es una cualidad o atributo. En la teoría clásica de la economía se ha dedicado mucho tiempo a reflexionar sobre el valor que las personas les asignan a los bienes y demás objetos.

El valor es un parámetro subjetivo, ya que es la cualidad que tiene un bien al tener cierto nivel de utilidad para los individuos, y su precio es el resultado del costo de producción sumado a una ganancia. Los valores humanos son las formas de comportamiento que se establecen como positivas y como garantías de sana convivencia, de poder transitar por el camino del bien: se trata de una serie de conductas que aportan algo positivo en sí mismas, no porque se pretenda sacar provecho de ellas.

¿Qué es lo que sostiene a los valores?

Claro que el bien que una persona obtiene al comportarse de acuerdo a una serie de valores no está determinado ni tiene que ver con la propia esencia del ser humano. Solo ocurre cuando la persona está realmente convencida de una buena convivencia en sociedad, cuando cree en la fraternidad entre los individuos y especialmente cuando tiene esperanza en los demás. En general, este sentimiento de creencia en la bondad del otro como sustento de los valores ocurre por el hecho de que las personas se aferran a la fe.

De este modo, con la convicción de que la vida debe vivirse siguiendo una serie de valores, que para algunos tendrán una recompensa luego de la muerte, se logró una vida relativamente armoniosa y sin violencia. Esto no es un requisito fundamental, ya que puede suceder que el bienestar colectivo como objetivo sea una genuina aspiración, sin que esto se vincule a una cuestión de fe religiosa, precisamente esto es lo que auguran las teorías que proponen un cambio de paradigma de vida como el socialismo.

La importancia de los valores sociales

La importancia de los valores generalizados en la sociedad radica en que estos propenden al bienestar común, beneficiando a todos por igual. Es la única llave para una convivencia más sana y el verdadero camino para llegar a la armonía. La ley es una herramienta válida para asegurar una convivencia en paz, pero si se piensa a los fines sociales, no parecería muy estable una sociedad en la que las personas no roban ni matan solo por temor a la sanción jurídica. Los valores son mucho más fuertes que estas reglamentaciones, y por eso son sagrados y vitales: son el fundamento básico del respeto entre las personas, y la garantía de la persistencia en ese respeto.

La Socialización

Los valores son transmitidos durante el proceso de internalización y socialización primaria y secundaria de los niños. Es difícil incorporar valores una vez alcanzada la adultez, aunque hay personas que son capaces de hacerlo, lo que les representa una gran ventaja por su capacidad de aprendizaje. La familia es sin lugar a dudas el medio donde más se aprenden y enseñan esta clase de valores, y en muchos casos los padres no llegan a ser conscientes de la dimensión que tiene una pequeña acción para este aprendizaje de sus hijos. Precisamente, el padre debe considerar que lo que dice, lo que no dice, lo que deja y no deja que los demás digan, lo que hace y no hace y deja o no deja que otros hagan representa para el niño un modelo de comportamiento en los primeros años de vida.

Luego, la socialización secundaria que se produce en la escuela constituye un proceso de aprendizaje de valores instruidos por los docentes, pero también por los compañeros de clase. Tanto en un caso como en el otro, no está mal manifestar explícitamente cuáles son los valores y su conveniencia, y debe buscarse que los niños no se limiten a repetir un comportamiento determinado, sino que realmente sientan que están haciendo lo correcto. Humildad, modestia, fortaleza, lealtad, austeridad, honradez y bondad suelen ser valores que se aprenden en los primeros años de vida.

Los valores en equipos de trabajo

Cuando los valores se han adquirido en el interior de un grupo (o, en un ideal, en toda la sociedad) con gran consenso y fuerza, y en cada individuo tiene el mismo significado, se genera en ese grupo un valor especial. Es que a partir de esos valores las personas pueden relacionarse y funcionar mejor y de forma más coordinada, pero también pueden tener conciencia de sus propósitos en los plazos definidos, y se puede dar una comunión para la solución de los retos y las necesidades de cada uno, que pasan a ser las del conjunto.

En este sentido es que las organizaciones y los equipos de trabajo se esfuerzan mucho para que en el interior de esos equipos (también en los equipos deportivos) haya una serie de valores generales, que suelen hacer que cada uno se sienta muy satisfecho de ser parte de esa comunidad, y haga aportes creativos, más allá de la obligación que tengan de hacerlos. Un equipo fundado a través de valores, afirman algunos, resulta invencible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>