Importancia de los Valores

Los valores son cualidades o atributos que posee un individuo y resultan importantes porque determinan su conducta y sus intereses. Los valores están condicionados por la cultura y la sociedad en la que se desarrolla la persona.

Existen acciones que en una nación resultan respetables y valoradas, mientras que en otra, pueden ser rechazadas. Sin embargo, existen valores universales como el amor, la justicia y la libertad, que son aceptados por todos los individuos de manera indiscutida, aunque a veces puedan ser oprimidos.

¿Qué es lo que sostiene a los valores?

La mayoría de los valores son inculcados según la sociedad en la que un individuo crece. En general, la capacidad de valorar se sostiene por el hecho de que las personas quieren vivir en armonía, alcanzar un estilo de vida sano y evolucionar.

Por ejemplo, para los religiosos católicos existe la convicción de que la vida debe vivirse según una serie de valores dictados por la Iglesia, de modo que recibirán una recompensa luego de la muerte. También puede ocurrir que el bienestar colectivo como objetivo sea una aspiración genuina del individuo, sin que esto se vincule a una cuestión de fe religiosa.

La importancia de los valores sociales

La importancia de los valores generalizados en la sociedad radica en el bienestar común para alcanzar una convivencia sana y armoniosa. La ley es una herramienta válida para asegurar una convivencia en paz. Pero si se la analiza a los fines sociales, no resultaría muy estable o justa, solo establece un orden. Los valores representan emociones o aspectos mucho más fuertes que las legislaciones que mantienen un orden social. Los valores representan algo más grande y universal: son el fundamento básico del respeto entre los seres vivos, de la empatía y el amor.

La Socialización

Los valores son transmitidos durante toda la vida, pero resultan determinantes desde la niñez. Es difícil incorporar valores una vez alcanzada la adultez, sin embargo se siguen aprendiendo e incorporando a través de diversas experiencias.

La familia representa el ámbito primordial en el que el niño aprende e incorpora los valores que permanecerán muy arraigados durante toda su vida. En muchos casos los padres no logran ser lo suficientemente conscientes del impacto que tienen sus pequeñas acciones o gestos, en la transmisión de los valores hacia sus hijos.

La escuela y las demás instituciones de la sociedad también inculcan muchos valores que condicionan el carácter del individuo, desde su infancia. La humildad, fortaleza, lealtad, honradez y bondad son solo algunos de los valores que se aprenden desde la infancia.

Los valores en equipos de trabajo

Cuando los valores son adquirido a partir de un grupo determinado se genera una fraternidad y especial aprecio de los integrantes. Las personas se relacionan y eligen reunirse porque comparten valores con los que se identifican, sienten pertenencia y contención. Los equipos de trabajo que más prosperan son aquellos que comparten valores, por ejemplo, equipos deportivos, más allá de las obligaciones que deben afrontar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *