Importancia del Balance General

¿Qué es un Balance General?

Sabios economistas frecuentemente dicen que para vivir bien no hay que gastar más de lo que se tiene; pues bien, para poder poner en práctica este lineamento hay una sola condición que resulta básica y fundamental, conocer con precisión cuánto se tiene.

Justamente esa es la función del balance general, un documento construido por el departamento financiero de una empresa, que permite dejar en claro por escrito cuales fueron los gastos, ingresos y saldos del año fiscal que finaliza.

Los elementos de un balance

El término balance, es utilizado precisamente para denotar la idea de un promedio general de lo que ha sido, económicamente hablando, el año para la empresa. El desarrollo de este documento está compuesto principalmente por un puntilloso detalle de tres elementos: activo, pasivo y patrimonio neto:

  • El activo: hace referencia a todo aquello que la entidad posee, ya sea dinero en efectivo, en el banco, inmuebles, bienes mobiliarios, utilería, terrenos, deudas de terceros para con la empresa, o campos, entre otros.
  • El pasivo: implica todas aquellas deudas que la institución tiene, tanto sean servicios por pagar, como proveedores, etc.
  • El patrimonio neto: tiene que ver con aquello que la empresa tiene una vez restados todos los pasivos de los activos; es decir, una vez descontadas las deudas de los capitales poseídos.

Para qué sirve un balance

(El balance es una herramienta clave en las empresas)

(El balance es una herramienta clave en las empresas)

El balance general constituye una herramienta fundamental para las empresas a la hora de tomar decisiones, dado que permite saber el estado financiero de la compañía en ese momento, y por ende proyectar nuevas inversiones, expansiones, compras, etc.

Asimismo, el balance es un elemento imprescindible si se pretende manejar la institución en un marco de honestidad y transparencia con los accionistas, sobre todo con aquellos que quizás no tenga una participación activa dentro de la compañía.

De esta manera, a través del balance todos ellos pueden acceder a conocer el estado económico de la empresa, lo cual les permite controlar y manejar con total libertad su inversión.

El balance: una herramienta para terceros

También se trata de un recurso de gran utilidad para que terceros conozcan el estado de la empresa con diferentes fines.

Por ejemplo, puede resultar fundamental para que un banco sepa cuál es el estado de la entidad y decida otorgarle un préstamo o no. Como así también para que los proveedores que usualmente no cobran la mercadería en el momento sino a fin de mes o en los plazos estipulados, puedan tener información del estado financiero de sus clientes y así tener mayor seguridad y tranquilidad para operar.

Lo mismo ocurre con los entes recaudadores, como es el caso de la AFIP en Argentina, que usan este balance para calcular una serie de impuestos y cargos que la empresa debe pagar, como por ejemplo el impuesto a las ganancias.

Entonces, en conclusión, podemos decir que se trata de una herramienta de mucha utilidad e importancia para poder trabajar dentro de un contexto seguro signado por la transparencia; que además otorga el beneficio de conocer bien el posicionamiento de la empresa para tomar decisiones que probablemente sean muy importantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>