Importancia de la Ciencia

Qué es la ciencia

La ciencia es el conjunto de saberes que a lo largo del tiempo han contribuido a que el hombre alcance el conocimiento del mundo que lo rodea, y también de su propia individualidad. El desarrollo científico es indudablemente el más importante de los que ha experimentado la humanidad, y le ha permitido al hombre dar respuesta a muchísimas inquietudes que han surgido y a emprender el camino hacia la resolución de distintos problemas.

La ciencia es reconocida como la mayor fuente de conocimientos en el mundo moderno, tal vez ganando un lugar que en otros tiempos estaba ocupado por la teología y por la explicación de los fenómenos por el accionar de los dioses. En la actualidad existe un consenso generalizado acerca de que un conocimiento se vuelve válido en la medida que puede ser probado científicamente, pasando a ser, de esta manera, una teoría.

(Por qué es importante la ciencia.)

(Por qué es importante la ciencia.)

Agrupación y Clasificación de las Ciencias

El concepto de ciencia como la posibilidad de comprender el mundo mediante un procedimiento metódico ha sido realmente innovador. Se puede advertir la importancia de la ciencia al observar la enorme cantidad dedisciplinas científicas que han surgido a fin de responder a las diferentes inquietudes del ser humano, llevando a distintos tipos de desarrollo. El epistemólogo Rudolf Carnap planteó una muy interesante clasificación de la ciencia en tres tipos básicos.

  • Las ciencias naturales son las que tienen por objeto estudiar a la naturaleza y a los acontecimientos que están en el mundo: la biología, la astronomía, la química o la geología son algunas de ellas.
  • Las ciencias humanas son las que, por el contrario, tienen como objeto estudiar al hombre y lo que lo rodea, su cultura y su organización. Aquí aparecen la filosofía, el derecho, la política y la economía, entre otras.
  • El tercer grupo corresponde a las ciencias formales, tal vez las más complicadas de definir, puesto que estudian formas de inferencia, sin tener un marco de trabajo determinado: aquí aparece la matemática y la lógica.

Sus logros e importancia

Las ciencias naturales han permitido que el hombre sea capaz de superar enfermedades, de adaptarse al ambiente y de conocer el mundo que lo rodea, mientras que las ciencias sociales han ido dando cuenta de cómo los seres humanos se fueron organizando para sobrevivir, superando sus conflictos y desarrollándose en interacción con los demás. Las ciencias formales establecen los parámetros racionales que permiten trabajar en las demás ciencias, en general lo hacen a partir de objetos o modelos surgidos de la abstracción.

La importancia de la ciencia se dimensiona más en la medida que uno puede comprender la influencia que estas han tenido a lo largo de la humanidad. La comprensión del hombre y de su entorno fueron complementándose, y a partir de esta combinación es que se fue alcanzando el desarrollo: la construcción de una ciudad, que es una actividad enteramente humana, está sujeta a las condiciones naturales del espacio, y necesariamente ese espacio luego determinará qué personas pueden habitar en ese lugar.

La industria o la agricultura, los ámbitos por excelencia en la actividad económica de las personas, siempre están sujetas a la disponibilidad de recursos, por lo que necesitan nutrirse de los conocimientos que aportan las ciencias naturales. El crecimiento de ambas ciencias de manera complementaria es lo que ha permitido superar los mayores obstáculos de la humanidad, dándole al hombre la posibilidad de llegar a una situación como la actual, donde, por ejemplo, la esperanza de vida es mucho mayor que algunos años antes, y se puede llegar de un continente a otro en el término de horas.

El triunfo de la ciencia en la Humanidad

El triunfo de la ciencia por sobre cualquier dogma representa también el triunfo de la verdad. Precisamente por la ausencia de verdades a priori es que la ciencia se destaca, pues toda afirmación debe ser demostrada para admitirse como verdad. Esa demostración puede limitarse a la comprobación caso por caso, pero con eso no bastará para ser un conocimiento científico: a lo sumo, será una conjetura y se podrá afirmar que es cierto en cada caso donde se pone a prueba. Se tratará de una verdadera afirmación válida para todos los casos cuando eso sea demostrado, y esta es una proposición fundamental de las ciencias formales que se extrapola a los otros grupos.

Sin embargo, esa extrapolación no es tan directa, y en las ciencias humanas es más costoso arribar a conocimientos o conclusiones por medio de la demostración: los hombres no tienen un comportamiento sistemático, y no puede anticiparse un resultado, dependiendo el análisis más que nada de la capacidad de observación del investigador. Es por eso que muchas veces las ciencias humanas no buscan explicar el mundo de forma determinante, sino que aspiran a la búsqueda de una interpretación general del ser humano en sociedad, sin enunciar sus hallazgos como verdades absolutas, sino más bien como estimaciones o aproximaciones. Muchas veces estas ciencias se valen de instrumentos menos precisos, aunque no por ello menos valiosos, como el estadístico o el de la entrevista.

La ciencia ha logrado encontrar la cura para la gran mayoría de las enfermedades, desarrollar nociones como la justicia y la democracia, ha logrado crear autos, aviones, barcos y edificios de distintos tipos. También es cierto que la ciencia ha generado los conocimientos necesarios para perfeccionar la industria armamentística y no ha logrado contener el avance de muchas otras enfermedades, así como también se ha puesto al servicio de regímenes políticos totalitarios. Esa contradicción radica en el hecho de que la ciencia no es buena ni mala en sí misma, sino que depende de los fines con los que los hombres la utilicen. Pero en cualquier caso, la ciencia es importante y sus alcances se multiplican a un ritmo más que veloz. Se trata de un camino que tal vez no tenga límites en la medida que siga vivo en cada generación las ansias de saber y entender lo que pasa alrededor y dentro de nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>