Importancia de la Ciencia

La ciencia es una rama del saber basada en un conjunto de conocimientos objetivos y verificables. Resulta muy importante para explicar y comprender la vida, incluso, ha permitido resolver muchos misterios de la humanidad.

Es reconocida como la mayor fuente de conocimientos y compite con la teología, la ciencia que se ocupa del estudio entorno a Dios. En la actualidad existe un consenso generalizado de que un conocimiento o teoría resulta válido en la medida que puede ser probado de manera científica.

Agrupación y Clasificación de las Ciencias

El concepto de ciencia como la posibilidad de comprender el mundo mediante un procedimiento metódico ha sido muy revelador. Se puede advertir la importancia de la ciencia al observar la gran cantidad de disciplinas científicas que han surgido a fin de responder a las diferentes  dudas del ser humano. El epistemólogo Rudolf Carnap planteó una clasificación de la ciencia en tres tipos básicos:

  • Ciencias naturales. Tienen por objeto estudiar a la naturaleza y a los acontecimientos que están en el mundo como la biología, astronomía, química o geología.
  • Ciencias humanas. Tienen como objeto estudiar al hombre y lo que lo rodea, su cultura y su organización, como la filosofía, el derecho, la política y la economía.
  • Ciencias formales. Tienen como objetivo estudiar procesos lógicos mediante axiomas y reglas, como la matemática y la lógica.

Sus logros e importancia

Los diversos tipos de ciencias han permitido que el hombre supere enfermedades, se adapte al ambiente, conozca en mayor profundidad al mundo que lo rodea e, incluso, que alcance una mayor expectativa de vida.

Los avances de la ciencia influyen en todos los aspectos de la vida, como en la industria o la agricultura que están constantemente sujetas a la disponibilidad de recursos, por lo que necesitan nutrirse de los conocimientos e innovaciones que aporta la ciencia.

El triunfo de la ciencia en la Humanidad

El triunfo de la ciencia por sobre cualquier dogma representa también el triunfo de la verdad. La ausencia de verdades, a priori, es por lo que la ciencia se destaca, debido a que toda afirmación debe ser demostrada para admitirse como verdad, a través de un riguroso proceso ordenado, racional y coherente.

La ciencia ha logrado encontrar la cura para muchas enfermedades, desarrollar aportes para el crecimiento de las ciudades, ha logrado crear automóviles, aviones, barcos y edificios de diversas magnitudes. También es cierto que la ciencia ha generado los conocimientos necesarios para perfeccionar la industria armamentística y no ha logrado contener el avance de muchas otras enfermedades, así como también se ha puesto al servicio de regímenes políticos totalitarios. Esa contradicción radica en el hecho de que la ciencia no es buena ni mala en sí misma, sino que depende de los fines con los que se la utilice. La ciencia es importante para el desarrollo humano y sus alcances se multiplican a un ritmo cada vez más acelerado. Se trata de un camino que tal vez no tenga límites.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *