Importancia de la Contabilidad

La contabilidad se define como la tarea consistente en llevar cuentas y registros ordenados de las transacciones que realiza una persona física o jurídica, o bien una organización mucho más compleja, como podría ser el Estado. No queda duda de que existe una relación directa entre el término ‘contabilidad’ y la palabra ‘contar’, y esta relación puede comprobarse al rastrear la etimología de esta palabra.

Contabilidad” procede del término latino coputare, que significa “contar”, en el sentido de comparar magnitudes a partir de una misma unidad de medida. Por contabilidad se entiende, entonces, el reconocimiento de los números, la cualidad de llevar un registro de algo y el potencial de poder cuantificarlo para evaluarlo.

(Contabilidad. Ilustración.)

(Contabilidad. Ilustración.)

¿Ciencia, Técnica o Arte?

La escuela anglosajona toma a la contabilidad más bien como una técnica, sin mucha base científica. Desde esta concepción, la contabilidad es un conjunto de conocimientos y funciones que se centra en los principios legales, industriales, comerciales y financieros que se tienen en consideración para determinar cómo las operaciones de un negocio afectan el valor de sus activos.

La doctrina europeo-continental interpreta a la contabilidad como una ciencia formal y afirma (con razón) que la disciplina tiene sus leyes científicas y emite sus juicios.

Algunos autores, sin embargo, hablaron de la contabilidad como un arte, entendido como una virtud para producir algo. Esta definición parece limitada si se tiene en cuenta que el arte no se nutre de conocimientos de la realidad. En la actualidad también se considera a la contabilidad como una tecnología, ya que casi todos sus procedimientos recurren a ella para efectivizarse. Existe un consenso general según el cual conviene considerar a la contabilidad una disciplina técnica, sin descartar que con el avance de la investigación pueda llegar a caracterizarse como una verdadera tecnología.

La importancia de la contabilidad en las empresas

A medida que el hombre clarificaba su pensamiento y perfeccionaba el conocimiento de los elementos que integraban su patrimonio, necesitó un ordenamiento y clasificación, a cuyo efecto creó un sistema registral. Con el tiempo se fue volviendo fundamental para toda persona o empresa llevar estándares contables, con la pretensión de que estos sirvan para reflejar fielmente la realidad económica y brindar información, luego del procesamiento de datos obtenidos del contexto, para que los usuarios puedan tomar las decisiones más provechosas.

Debe destacarse en este punto la diferencia entre la contabilidad que las empresas realizan de forma obligatoria por requerimiento legal y para que el Estado sea capaz de dimensionar la estructura de la empresa a fin de cobrar impuestos, de la que realizan por su propia cuenta con el objeto de atender a las necesidades internas: la primera se denomina información contable patrimonial, la segunda información contable de gestión.

  • Al primer grupo (patrimonial) pertenecen en general los llamados estados contables, documentos que tienen la obligación de actuar como una ‘fotografía’ de determinada cuestión de la empresa a una fecha dada. Están preparadas para una lectura externa, por lo que deben estar estructuradas a ese fin.
  • La contabilidad de gestión tiene más que ver con la proyección, con el fin de que la dirección de la empresa pueda tomar mejores decisiones. La rentabilidad, la retribución o los pedidos realizados son elementos correspondientes a esta clase de información. En este caso no es obligatoria ni debe cumplir con otra función que la de ser una herramienta para los directivos de la empresa. El rol de los contadores es doble: por un lado elaboran todos estos informes, y por otro lado rubrican los datos de los estados contables obligatorios. Todo el proceso de verificación es el llamado proceso de auditoría, en el que las empresas auditoras van ganando credibilidad y con eso son más valiosas para certificar los informes, lo que es muy útil para una empresa que presenta sus balances.

Contabilidad pública

La importancia de la contabilidad para el Estado parecería radicar en el hecho de que a partir de los informes que las empresas deben realizar con carácter obligatorio, este consigue tributar, es decir, cobrarle los impuestos a las empresas. La aplicación de los impuestos será más o menos justa de acuerdo con esta información, en la medida que los estados contables reflejen la estructura real de las empresas. Sin embargo, la importancia de la contabilidad en el Estado se encuentra especialmente en la cuestión de las cuentas públicas, es decir, la contabilidad propia del Estado.

Allí, a través de un conjunto de elementos se busca establecer una representación numérica de la actividad económica en un lugar durante un período dado. El producto interno bruto es el elemento más importante de estas cuentas, ya que cuantifica todo lo que se produjo hacia el interior de una economía: su tendencia indicará si la economía está en crecimiento o en recesión, que es el dato más importante para analizar la situación macroeconómica de un país. La diferencia entre las exportaciones y las importaciones, llamada balanza comercial o balanza de pagos, también es un elemento perteneciente a este grupo de cuentas nacionales.

Contabilidad social

Por último, un valor que tiene la contabilidad y que no era muy reconocido hasta hace relativamente poco tiempo es el de ser una señal de alerta para la relación entre el hombre y el medio que lo rodea. La contabilidad tradicional no tomaba como costos aspectos que fueran más allá de lo económico, por lo que el impacto ambiental quedaba absolutamente relegado: la naciente contabilidad social y medioambiental busca, precisamente, tener en cuenta estas implicancias de la actividad humana, y con ello afianzar los caminos para la búsqueda de un menor daño a la naturaleza, con la finalidad de no comprometer la calidad de vida de las generaciones venideras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>