Importancia de la Ecología

La ecología es la ciencia que estudia a las relaciones entre los seres vivos y con el medio ambiente. Es muy importante porque le ha enseñado al ser humano a comprender y valorar su entorno, y a dimensionar cuánto impacto genera su accionar.

El término ecología comenzó a utilizarse a mediados del siglo XIX.  En 1963, Howard Thomas Odum definió a la ecología como el estudio de la estructura y del funcionamiento de la naturaleza, con énfasis a la idea de que los organismos vivos se agrupaban para funcionar como una unidad biológica o ecosistema.

Es interesante destacar que la palabra ecología proviene del griego, en la que oicos significa casa, es decir, que la ecología se trata del estudio sobre cómo funciona “nuestra casa”.

Enfoques de la Ecología

La ecología se puede estudiar desde tres enfoques:

  • El descriptivo, que se ocupa de describir a los grupos de animales, de vegetales y a las relaciones que surgen entre ellos. La unidad de estudio es el ser vivo.
  • En el enfoque evolutivo, que se ocupa de investigar las causas por las que la selección natural ha favorecido las adaptaciones de algunos seres o la extinción de otros, según las teorías de Charles Darwin sobre el origen de las especies.
  • El funcional que se ocupa de las relaciones dentro de los ecosistemas, para explicar la dinámica de las poblaciones y de las comunidades como grupos.

Como no es posible estudiar todas las interrelaciones del planeta a la vez, la ecología las aborda principalmente en tres niveles de integración: el de las poblaciones, las comunidades y el de ecosistema, que sería el grupo más amplio de los tres.

Cuidado e importancia del medio ambiente

Todo lo que afecta a un ser vivo y condiciona su crecimiento se conoce como medio ambiente. Comprende al conjunto de los valores naturales, sociales y culturales que imperan en un lugar y un momento dado. Todo lo que suceda en el medio ambiente influye en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Toda actividad y accionar que realiza el ser humano, impacta de manera directa o indirecta, en otros seres vivos, en el agua, el suelo o el aire.

Es necesario admitir que la especie humana ha quedado expuesta a diversas amenazas debido al descuido y al abuso del medio ambiente, realizado durante mucho tiempo. Sin embargo, cada vez hay mayor consciencia entre los humanos acerca del daño irreparable y del cambio de hábitos necesario para evitar seguir dañando a la naturaleza.

Casi todos los países del mundo se han replanteado estilos de desarrollo diferentes con una orientación más cuidadosa con el ambiente. La explotación de los recursos naturales y la degradación de los ecosistemas es un tema de agenda para la mayoría de los gobiernos. Existen comisiones de expertos a nivel internacional que analizan los eventuales problemas ecológicos frente a distintos escenarios, como cambios en las comunidades bióticas, extinción de especies, las variaciones en la resistencia frente a agentes de perturbación o alteraciones significativas en los ciclos biogeoquímicos de diferentes elementos, entre otros.

En parte, el abordaje científico de la ecología y la difusión de esta disciplina en todos los ámbitos, como educativos, políticos, de planificación, entre otros, da prueba de la madurez de consciencia cada vez mayor. Investigar en materia de ecología es un modo de cuidar nuestro medio ambiente para mejorar la calidad de vida, como así también nuestro futuro, el de nuestros descendientes y de todos los seres vivos del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *