Importancia de la Ecología

La Ecología, una ciencia joven

La ecología es la ciencia que estudia a los individuos y a las interacciones que estos establecen con su medio ambiente. Este término  es relativamente joven, empezó a utilizarse a mediados del siglo XIX.  En 1963, Howard Thomas Odum define la ecología como el estudio de la estructura y el funcionamiento de la naturaleza, dándole  énfasis a la idea de que los organismos vivos se agrupan  para funcionar como una unidad biológica o ecosistema. En 1985 Charles Krebs modifica conceptos precedentes definiendo la ecología como el estudio científico de las interrelaciones que regulan la distribución y la abundancia de los organismos.

Más allá de definiciones, es claro que el estudio de los sistemas naturales de manera integral y multidisciplinaria le enseñó al hombre a valorar su entorno y a darse cuenta de cuánto depende de él, tratando de preservarlo de la mejor manera posible. Es interesante destacar que la palabra ecología contiene como raíz la palabra griega oicos, que significa casa, y a eso precisamente atiende la ecología, a entender cómo funciona “nuestra casa”.

(Por qué es importante la Ecología.)

(Por qué es importante la Ecología.)

Enfoques de la Ecología

La ecología se puede estudiar desde tres enfoques o puntos de vista: el descriptivo, el funcional y el evolutivo.

  • El descriptivo se ocupa de justamente describir a los grupos de animales y a la vegetación del planeta, atendiendo a las relaciones que surgen entre ellos. La unidad de estudio es el ser vivo.
  • En el enfoque evolutivo se investigan las causas por las que la selección natural ha favorecido adaptaciones específicas, que son las que determinaron la existencia de ciertos organismos en la actualidad y, eventualmente, la extinción de otros. Es un aspecto muy interesante de la ecología del cual mucho se puede aprender. A veces se le llama a este enfoque darwiniano, en alusión a Charles Darwin, quien se ocupó profundamente del tema del origen de las especies. La evolución se contempla como un proceso continuo a lo largo de gran cantidad de tiempo.
  • Por último, el enfoque funcional se ocupa de las relaciones dentro de los ecosistemas, tratando de entender la dinámica ya no de los individuos, sino de las poblaciones y las comunidades.

Aunque todos son relevantes, este último es el que más importancia ha adquirido en las últimas décadas. Por otro lado, como no es posible estudiar todas las interrelaciones del planeta a la vez, la ecología las aborda principalmente en tres niveles de integración: el de las poblaciones (que surgen por la sumatoria de los individuos), el de las comunidades y el de ecosistema, que sería el más amplio y abarcativo de los tres.

Cuidado e importancia del medio ambiente

Todo lo que afecta a un ser vivo y condiciona su crecimiento se conoce como medio ambiente. Incluye el conjunto de los valores naturales, sociales y culturales que imperan en un lugar y un momento dado, y que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Es decir, no solo tiene que ver con el espacio físico y los seres vivos que en él prosperan, sino también con los otros elementos esenciales como el agua, el suelo o el aire, así como con ciertos elementos inmateriales, como es el caso de la cultura.

Se debe admitir que la especie humana ha quedado expuesta a diversas amenazas debido al descuido del medio ambiente, que viene de bastante tiempo atrás. Sin embargo, el hombre de hoy es consciente del daño irreparable que ya le ha causado a la naturaleza,  y de que es imprescindible frenar esta pendencia y poner en práctica otras pautas de comportamiento a fin de recomponer lo más rápido posible esta situación.

Casi todos los países del mundo se han replanteado estilos de desarrollo con una orientación más ambientalista o ecologista. La explotación de los recursos naturales y la degradación de los ecosistemas es un tema de agenda para la mayoría de los gobiernos; estos por lo general crean comisiones de expertos que analizan los eventuales problemas ecológicos frente a distintos escenarios, como cambios en las comunidades bióticas, extinción de especies, variaciones en la resistencia frente a agentes de perturbación o alteraciones significativas en los ciclos biogeoquímicos de diferentes elementos. Para entender la problemática ambiental es necesario estudiar todas estas interacciones.

En parte, el abordaje científico de la ecología y la difusión de este concepto en todos los estamentos (educativos, políticos, de planificación, etc.) da prueba de esta madurez de conciencia. Sin duda una de las prioridades básicas de todas las naciones  es entender los procesos físicos y biológicos que se generan en la naturaleza, y cómo el hombre influye en ellos.

En suma, podemos ver a la ecología como aquello que se vincula con la “salud” de nuestro planeta, incluyendo el cuidado de las fuentes de de agua aptas para consumo humano, la prevención de  incendios e inundaciones, el manejo de sustancias tóxicas, el tema de los alimentos transgénicos y de la construcción de centrales nucleares, etc. Investigar en materia de ecología es una manera de cuidar nuestro ambiente para mejorar la calidad de vida de nuestro presente, como así también nuestro futuro y el de nuestros descendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>